Make your own free website on Tripod.com

 

 

Había una vez, un niño que había renunciado a crecer. Ahora, créase o no, aquel niño, (Peter Pan), cumple cien años.
Muchas de las características del niño eterno que puede volar se entiende mejor al bucear en la historia personal de James Barrie, su creador.
Tímido y solitario, Barrie nació en Escocia en 1860 y nunca pasó el metro y medio de estatura. Como su criatura más conocida, eligió inventarse una infancia eterna y artificial para ocultar su tristeza.
Barrie tuvo una niñez normal y corriente hasta los siete años. entonces su hermano mayor, David - el favorito de mamá Margaret- murió al caer en la heladas aguas de un lago. Todo se derrumbó.
Con su madre hundida en un tristeza crónica, las imaginarias tierras de Nunca Jamás fueron el refugio del pobre James, que en cuanto pudo, se fue de su casa.
Ya en Londres, en 1885, se transformó en un exitoso periodista, pero era fóbico. No salía de su casa casi nunca.
Encerrado en su estudio, Barrie, escribía y escribía. Compañero de juegos de los hijos de su única amiga, Sylvia Davies, empezó a inventarles historias. En esas charlas, nació Peter Pan, que saltaría al papel en 1902 dentro del libro infantil "El pajarito blanco".
Dos años más tarde la historia de Peter, Campanita y sus amigos, llegaría al teatro y ya nada sería igual.
El libro de Barrie era un best seller y para cuando Walt Disney le puso el ojo a la historia, en 1953, para llevarla a la pantalla, Barrie ya había muerto.
Apenas estrenada la película, se convirtió en un clásico instantáneo y desde ese día no dá signos de olvido, sino por el contrario, por motivo de su centenario, La firma Disney, le festejará el cumpleaños a Peter estrenando un nuevo film en el que los niños podrán volver a la tierra de
Nunca Jamás.

Feliz cumpleaños Peter!!!


Fuente Clarín revista

 

Cerrar ventana